lunes, 5 de octubre de 2015

Conversar ( I )

Generalmente hablamos mucho. ¡Pero qué pocos saben conversar! A veces ese intercambio, esa amistosa comunicación, resulta fatigosa, frívola, sin esencia, hipócrita y hasta irritante. En algunos casos faltan hasta la caridad cristiana y el amor al prójimo. ¡Qué lejos está eso de llenarnos el corazón y enseñarnos ese renovado florecer de conversar a profundidad, mostrando las heridas, dejando correr las lágrimas y quedando al descubierto todo ese mundo interior que nos sacude!

La conversación es como un don mullido por las palabras íntimas, sinceras. Un golpe de llamada es suficiente para darnos cuenta de que en el corazón amigo hay una lámpara encendida para mí.

A veces está en nosotros la causa de nuestros males, y la conversación es ese tronco fuerte que entreteje palabras para llevarnos de las sombras a la luz. Cuando se nos rompen las razones y se nos acaban las fuerzas, es el momento de conversar, de abrir ese cofre inestimable de la amistad que siempre guarda algo que pueda servirnos: paz, equilibrio, suavidad, amor.

Zenaida Bacardí de Argamasilla

jueves, 17 de septiembre de 2015

El Arte de la Serenidad (III)

Es más tolerable y más fácil no adquirir que perder.

Que no se apodere de nosotros la inconstancia, vicio en extremo 
enemigo de la serenidad.

Quien se dedica a muchas cosas, a menudo entrega a la suerte el 
dominio de sí mismo.

Es propio del hombre reírse de la vida antes que lamentarse. Es mejor aceptar con tranquilidad las costumbres públicas y los 
defectos humanos, y que no se escapen involuntariamente ni la risa ni 
las lágrimas.


En tus males conviene que te conduzcas de tal modo que des al 
dolor sólo cuanto la naturaleza ordene, no cuanto ordene la 
costumbre.

No es grata y segura la vida de quienes viven siempre bajo una 
máscara.

Hay que mezclar y alternar estas cosas: la soledad y la compañía 
de la multitud.

No hay que tener la mente en la misma tensión constantemente.

Hay que dar un alivio a nuestros espíritus: tras haber descansado 
surgen los mejores y más vivos proyectos.

A través de las ocupaciones se pasa la vida.

Ante todas las cosas es necesario evaluarse a uno mismo, porque 
las más veces nos parece que podemos más de lo que en verdad podemos.

Los patrimonios, causa máxima de las aflicciones humanas.

La mejor medida del dinero es no caer en la pobreza ni alejarse 
demasiado de la pobreza.

¡Qué tarde es comenzar a vivir cuando hay que abandonar la vida!
Séneca


lunes, 7 de septiembre de 2015

Conocerse.....

Una amiga, me contaba el otro día que para ella, la mayor aventura de su vida había sido conocer a su pareja.

Entonces le dije que el principio de la sabiduría era conocerse a sí mismo.

¡Por qué?, me dijo con cierto aire de inquietud en sus ojos bañados de una preciosa luminosidad.

Muy sencillo, les contesté.

El conocimiento de sí mismo es la autopista para llegar a todas partes con plena seguridad y con el corazón feliz y rebosante de alegría.

El conocimiento de sí mismo es la misma plenitud humana. Una persona que se conoce a sí misma, se convierte en un filtro por el que pasa sólo lo que es digno, loable, bueno y bello. Lo demás se rechaza.

Nuestra relación, sigue diciendome, marcha muy bien desde el día de nuestro primer encuentro, en el cual comenzamos una carera brillante basada en el conocimiento mutuo.

No hemos tenido decaimientos, ni rupturas, ni desengaños.

Nuestro conocimiento hace que las espinas que se ocultan tras la belleza de las rosas, no nos pinchen ni hieran nuestras relaciones.

No se trata de un conocimiento intelectual o analítico. Se trata de acercarnos el uno a la otra o viceversa con la confianza que engendra el afecto en el marco del diálogo que crea intimidad en nuestras vidas.

Nuestros corazones son océanos por los cuales solamente navegan los barcos de la amistad, el conocimiento sincero y el crecimiento de dos personas que a sus más de 40 años han descubierto el sentido de una verdadera relación.

Desconozco a su autor


jueves, 3 de septiembre de 2015

Te deseo la fuerza de los cuatro elementos…

Quien te tome de la mano, pero además toque tu corazón, te brindará amistad verdadera.

Casi nunca pensamos en lo que tenemos, solo en aquello que nos falta.

No llores porque se ha terminado. Mejor sonríe porque te sucedió.

Mientras más precisos pienses que son tus planes, más duro será el golpe que te de el destino.

Todo lo que sucede, sucede por alguna razón.

No te esfuerces tanto, porque las cosas mejores suceden cuando menos las esperes.

Tus mejores momentos no serán los más ruidosos, sino tus horas de quietud.

Una lección difícil de aprender será: Qué puente cruzar y cual evitar.

Todos podrán ver lo que aparentas, pero muy pocos sabrán realmente quien eres.

Quien quiera tener o lograr algo que nunca ha tenido, tendrá que hacer algo que nunca haya hecho antes.

Tal vez Dios ha querido que conozcas a mucha gente diferente a lo largo de tu vida, para que cuando te acerques a los indicados, sepas reconocerlos, valorarlos y agradecer al cielo por ellos.

Haz tus planes para mañana, pero vive para hoy.

“El amor no requiere que dos personas se miren de frente, sino que ambos vean hacia la misma dirección.” (Antoine de Saint Exupery)

Vivir la vida es dibujar, sin necesidad de un borrador.

Te deseo siempre…

Aire para respirar.
Fuego para calentarte.
Agua para beber y…
La Tierra para vivir en ella…



Desconozco a su autor

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Solamente ten Fe

Tantas veces caminamos en esta vida sin rumbo, sin saber a dónde vamos y sin embrago, buscando la felicidad.

La encontramos,sí, pero la intentamos encontrar en nosotros mismos... hasta que un día, uno de esos días, en que todo parece caerse, nos encontramos a alguien que nos dice "Solamente ten fe". Y con estas palabras, que pueden resonar de mil maneras en nuestro corazón, entonces, sólo entonces, empieza a tomar sentido nuestra vida, nuestra existencia. La vida toma tonalidad, color, belleza...

Quien ha descubierto esto, ha descubierto la Vida.

Desconozco a su autor