viernes, 24 de octubre de 2014

Proyección: Atribuir a otros lo que pertenece a uno mismo

La proyección es el proceso de atribuir a otros lo que pertenece a uno mismo, de tal forma que aquello que percibimos en los demás es en realidad una proyección de algo que nos pertenece; puede ser un sentimiento, una carencia, una necesidad o un rasgo de nuestra personalidad.

Pero, ¿es posible que exista una relación donde la proyección no ocurra?
La respuesta es no. Mientras vivamos en un cuerpo físico en el planeta Tierra estaremos proyectando.

Sin embargo, este mecanismo de defensa no está mal en sí mismo, ya que puede ser un eficaz medio de autoconocimiento, pues los demás funcionan como espejos de cuerpo entero que nos permite ver nuestros rasgos funcionales y disfuncionales, lo cual sería muy difícil identificar de otro modo. Por eso se dice que las personas que nos caen mal son una maravillosa fuente de información para detectar lo que no hemos solucionado dentro de nosotros mismos.

Es importante mencionar que la proyección no sólo aparece en un sentido negativo, es decir, no sólo proyectamos en los otros nuestros conflictos de personalidad, sino también nuestras áreas de luz, de manera que todo eso que te gusta de otra persona es también una proyección de los aspectos bellos y sanos de uno mismo.

Fuente: Inteligencia Emocional

Una persona empática

  • Sabe sintonizar con los sentimientos, necesidades y deseos de los demás al tiempo que permanece plenamente consciente de su propia experiencia emocional SEPARADA.
  • Sabe sentir el dolor de otra persona sin abandonarse o tener que controlar la situación en cierto modo.
  • En medio de la discusión más acalorada, por ejemplo, sabe con exactitud cuándo mantenerse firme y cuándo ceder, porque es agudamente consciente de cómo sienten usted y la otra persona acerca del punto del conflicto.
  • Logra un equilibrio consistente entre sus propias necesidades y las de los demás (un a proeza acrobática merecedora de un premio) en el amor, en casa y en el trabajo.
Fuente: Inteligencia Emocional

jueves, 23 de octubre de 2014

El fracaso, bien asimilado, también es un motivador

AÚN EL FRACASO ES UN MOTIVADOR. QUIZA EL MOTIVADOR POR EXCELENCIA.

Un oscuro profesor universitario tenía una esposa sorda. Su deseo más ávido era perfeccionar un aparato auditivo para que pudiera oír su esposa, a quien amaba tanto. Dedicó cada dólar disponible y todo momento posible a trabajar en su sueño. Los libros de historia nos dicen que fracasó en este proyecto, pero distó mucho de ser un  completo fracaso, ya que este esfuerzo fue la plataforma para desarrollar más tarde un aparato que revolucionaría el mundo. Alexander Graham Bell no alcanzó su objetivo, pero la humanidad se benefició considerablemente, debido a que se dedicó a ver una solución para el problema de alguien más. Trató de ayudar a uno y falló. En vez de ello, ayudó a millones con la invención del teléfono.

Pero lo que movió a Graham Bell a persistir en su intento de construir un aparato telefónico fue su enorme motivación personal.  

'Varios años antes, un inventor alemán llamado Wilhelm Reiss había perfeccionado un dispositivo para transmitir sonido por alambre. En realidad, si Reiss hubiera acercado dos electrodos apenas 1/1000 de pulgada, de manera que se tocaran entre sí, hubiera inventado el teléfono. Irónicamente, sin embargo, Reiss puede no haber alcanzado la inmortalidad por el más pequeño de los márgenes. Su fracaso por un pequeño margen, nos hace preguntarnos qué hubiera sucedido si Reiss hubiera estado trabajando con la misma motivación que Bell. ¿Hubiera sido posible que esos electrodos se tocaran 'accidentalmente' entre sí? Jamás lo sabremos.

Fuente: Inteligencia Emocional


El vuelo del alma

Cuando el camino se hace cuesta arriba, NO LO DEJES.
Cuando las cosas andan mal como a veces sucede NO ABANDONES.
Cuando no consigas resultados, y se sumen los problemas, NO TE RINDAS.
Cuando quieras sonreír y sólo puedas suspirar NO TE CAIGAS.
Cuando la suerte, te sea adversa, y no encuentres fuerzas para seguir NO RENUNCIES.
Cuando no encuentres compañeros de lucha, NO TE APURES.

Hay manos que sostienen las tuyas!
Cree y Siente en cada minuto de tu vida, deja que tu alma " vuele libre " por los jardines hermosos de la confianza en algo superior que llega donde nuestra visión no puede alcanzar, pero sí nuestro corazón puede sentir.

Tu alma desea estar libre para darte fuerza y estímulo!

INTENTA !

Cierra los ojos por algunos minutos y deja tus pensamientos volar por sitios de amor.

No podemos cambiar el mundo, ni quitar todo el dolor de la tierra, ni tener ya resueltos todos nuestros problemas, pero podemos a cada minuto mirar con ojos del amor a cada cosa.

Si pensamos que todo es pasajero, miraremos con cariño lo negativo que te encamina a la elevación y perfección, y luego observaremos con felicidad el cambio del mal en bien, de tristezas en alegrías.

Lo que hoy nos hace sonreír fueron las cosas que nos hicieron llorar ayer.

Nuestras faltas de hoy también son las alegrías de mañana.

Las personas se van, los amores se pierden en el tiempo, los problemas se solucionan, hasta el mismo sol se va cada noche para renacer al día siguiente... no te quedes en el medio del camino porque allá... algo te espera !.

Fuente: Oasis


miércoles, 22 de octubre de 2014

Nadar contracorriente

Muchas veces podrás llegar a sentir la burla
al comentar con los demás tus ideas y principios,
cuando exteriorizas al mundo aquello que sentís,
o al tratar de defender tus valores mas profundos.

Es como nadar contra una corriente muy fuerte
viendo como la mayoría avanza en otra dirección .
Parece que no avanzas, que no vas a llegar al final
y cansado/a, sentirás la tentación de dejarte llevar.

Nunca te abandones ni renuncies a tus principios
aunque parezca que estas solo/a, eso no es así !!
Hay muchos mas que silenciosamente te acompañan
y si los descubres te será mas fácil remontar el río.

Busca amigos/as con quienes compartir tus ideales
apóyate en ellos ... únete a ellos ... lucha con ellos.
Así al final de cada día y sobre todo al final de tu vida
sentirás la satisfacción de que valió la pena vivir ! !

Dale sentido a tu vida luchando por lo importante
Defiende los valores profundos y trascendentes
sin prestar atención a lo que digan o piensen otros.
Porque al final cada uno deberá rendir cuentas a Dios.

Fuente: Oasis

Eres el resultado de ti mismo

No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie, porque fundamentalmente tú has hecho tu vida.

Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar; corrigiéndote, el triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas del error.

Nunca te quejes del ambiente o de los que te rodean, hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer, las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o fortaleza de tu corazón.

Aprende a convertir toda situación difícil en un arma para luchar.

No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte, enfrenta con valor y acepta que de una u otra manera, todo dependerá de ti; no te amargues con tu propio fracaso, ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño, recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar.

Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso.

Si, tú has sido el ignorante, el irresponsable, tú, únicamente tú, nadie pudo haber sido por ti.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro es tu presente.

Aprende de los fuertes de los audaces, imita a los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones, a quienes vencieron a pesar de todo.

Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo y tus problemas sin alimento morirán.

Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande, que el más grande de los obstáculos.

Mírate en el espejo de ti mismo.

Comienza a ser sincero contigo mismo. Reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte.

Reconócete dentro de ti mismo, más libre y fuerte, dejarás de ser un títere de las circunstancias,
porque tu mismo eres tu destino.

Y nadie puede sustituirte en la construcción de tu destino.

Levántate mira las mañanas y respira la luz del amanecer.

Tú eres parte de la fuerza de la vida

Ahora despierta, camina, lucha.

Decídete y triunfarás en la vida.

Nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

Atribuido a Pablo Nerura


martes, 21 de octubre de 2014

No pierdas la esperanza

No pierdas la esperanza.

Hay momentos en que resulta difícil creer en el futuro, en que temporalmente nos falta valor. Cuando esto ocurra...

Concéntrate en el presente.

Cultiva la pequeña dicha hasta que regrese el valor.

Aguarda con ilusión la belleza del siguiente instante, de la siguiente hora; la promesa de una buena comida, del sueño de un libro, de una película; la probabilidad de que esta noche brillen las estrellas y mañana resplandezca el sol.

Hunde tus raíces en el ahora hasta que crezca en ti la fuerza suficiente para pensar en el mañana.

No pierdas la esperanza.

Fuente: Oasis