jueves, 21 de mayo de 2015

Prométete que nunca, nunca abandonarás

Respalda tus objetivos y tus planes con la perseverancia y la determinación. Nunca consideres la posibilidad de un fracaso. Nunca pienses en abandonar. Cualquier cosa que sea lo que ocurra, prométete seguir adelante. Siempre que sigas en la brecha, tienes posibilidad de conseguir el éxito.

Desarrolla la facultad de perseverar ante los inevitables obstáculos y dificultades con los que te enfrentarás. A veces tu capacidad de resistencia es lo que te hace superar tus más difíciles obstáculos.

El establecimiento de objetivos comienza con el deseo y la persistencia hace que se cumpla el ciclo completo. Cuanto más tiempo persistas, más convencimiento y determinación tendrás. Al final, llegas a un punto en donde no hay nada ni nadie que te pare. Y nada ni nadie te parará.

Brian Tracy

Un encuentro radical

Hace tiempo por azares del destino conocí a una persona la cual se convirtió en alguien especial para mí. Al principio me rehusaba a entablar cualquier tipo de contacto. Ella se veía tan feliz, en paz consigo misma. Mas que agradarme, me molestaba y no sabía cuál era la razón.

Mi actitud fue cínica, superficial y caprichosa. Creo que tan sólo me comportaba tal y como era. No me daba cuenta de que lo me molestaba era que yo no tenía eso que había encontrado en aquella persona y que la hacía tan agradable. Una barrera había puesto yo en mi interior. Aún así me preguntaba ¿cómo puede estar la mayor parte del tiempo en paz? ¿que no tiene problemas de ningún tipo? Conforme fue pasando el tiempo y fui aceptando la realidad de mi enojo mi relación llego a ser más estrecha, abierta y amistosa. Lo importante es que quería saber el secreto de tanta paz y de ese rostro que irradiaba felicidad. Aprendí muchas cosas, las cuales hoy te las quiero transmitir a ti:

• El contacto contigo mismo, saber perdonarte y perdonar a los demás es bueno para tu salud pero más para tu alma.
• Aceptarte a ti mismo te ayuda a no pretender cambiar a los demás.
• El dar siempre lo mejor de ti mismo sin esperar nada a cambio te llena de satisfacción.
• El pensar de una manera optimista hace que tu vida y la de los demás sea más placentera.
• Al expresar tus sentimientos aprendes a no guardar rencores, ni resentimientos.
• Disfrutar cada instante de tu vida como si fuera el último hace que todas valgan la pena.
• Valorarte es aprender apreciar a los demás.

Hoy le doy gracias a la vida por haber coincidido con aquella persona ya que mi vida cambió y hoy la tuya puede cambiar.

Por último, recuerda que la forma en la cual tú te relacionas con los demás, como piensas y actúas, se corresponde con lo que llevas dentro.

Nadia Kabande Toledo

miércoles, 20 de mayo de 2015

Mas allá del dinero

Se cuenta una preciosa historia de una familia pobre que tenía la facultad de tomar todas las cosas por su lado positivo. Una mujer rica se interesó por ayudarlos.

Un día la visitó un vecino de la familia pobre y le dijo a la señora que no les ayudara porque la estaban embaucando.

“Los niños de aquella familia siempre comen cosas deliciosas, lujos que ni yo puedo permitirme” – dijo el vecino -. La mujer rica fue a visitar esta familia al mediodía.

Estaba parada junto a la puerta, a punto de llamar, cuando oyó que una de las niñitas le preguntaba a otra:”¿Te vas a servir carne con puré hoy?” “No, creo que comeré pollo asado” respondió la otra niña. Al oír eso la mujer golpeó la puerta y entró inmediatamente. Vio a las dos niñas sentadas a la mesa en la que habían unas pocas rebanadas de pan seco, dos papas frías, un jarro de agua y nada más.

A sus preguntas contestaron que imaginaban que su pobre comida era toda suerte de manjares y el juego hacía que la comida les fuera un verdadero festín. “Usted no sabe lo delicioso que es el pan cuando una lo llama torta de frutillas.” ” Pero es mucho más rico si lo llamas helado de crema”, dijo la otra niña.

La señora rica salió de allí con una nueva idea de lo que significa el contentarse con lo que se tiene. Descubrió que la felicidad no está en las cosas, sino en los pensamientos.

No pidamos que cambie nuestra suerte, pidamos ser transformados nosotros.

Autor desconocido

A que llamamos amor


¡Amor! ¿Qué encierras dentro de ti?… ¿Cuál es tu significado?… Extraño sentimiento, maravillosa sensación e irremediable confusión… Lleno de alegría y emoción; siempre acompañado de amargura, resentimiento y desilusión… Inevitable dolor que lástima a nuestro ¡frágil corazón!

Nos atas, nos desatas; nos envuelves, nos derriba, nos levanta… Nos enseña que hay millones de razones para estar aquí, miles de emociones por sentir y un sólo sentimiento por el cual vivir…

Amor una filosofía de vida, un latido en nuestro corazón, una luz que ilumina la razón, una huella que dejo el dolor; un misterio que domina los sentidos, un oasis de pasión, un mar de experiencias vividas, es locura y fantasía… Suave brisa que cobija, frío olvido que deja la desilusión…

Eres noche, eres día; eres lluvia, eres sol… Un despertar emocionado, un dormir ilusionado; un cielo nublado, un recuerdo lejano… Una mirada, un abrazo y un amargo pasado… Eres risa, eres llanto; eres calma y tempestad, desierto y oasis… Luz y oscuridad…

Autor desconocido

martes, 19 de mayo de 2015

El amor te elige a ti

Si tú te encuentras enamorado de una persona que no está enamorada de ti… no te reproches a ti mismo. No hay nada de malo contigo, sino que el amor no eligió descansar en el corazón de la otra persona.

Si encuentras a alguien que esta enamorado de ti, y tú no lo amas, siéntete honrado de que el amor vino y tocó a su puerta, pero dulcemente rechaza el regalo que no puedes devolver.

Si tú te enamoras de alguien, y esta persona se enamora de ti también, y el amor elige irse, no intentes reclamarlo o culparlo. Déjalo ir. Hay una razón y un significado. Tú lo sabrás a su tiempo.

Recuerda que tú no eliges al amor. EL AMOR TE ELIGE A TI. Todo lo que puedes hacer realmente es aceptarlo, por todo su misterio, cuando entra a tu vida. Siente como él te llena hasta derramarse, y entonces encuentra la manera de compartirlo.

Dalo a la persona que lo hizo nacer en tu vida.

Dalo a otros que sean pobres de espíritu.

Dalo al rededor del mundo en todas las formas que puedas.

Es entonces que muchos que aman cometen un error, porque habiendo estado mucho tiempo sin amar, ellos entienden el amor como únicamente una necesidad.

Ellos ven sus corazones como un lugar vacío que necesita ser llenado con el amor, y ellos empiezan a ver el amor como si fuera algo que fluye para ellos en lugar de fluir desde ellos.

Acuérdate de eso, y manténlo en tu corazón: el amor tiene su propio tiempo, sus propias estaciones, y sus propias razones para ir y venir.

Tú no lo puedes sobornar, coaccionar, motivar o insistir para que se quede. Tú solo puedes abrazarlo cuando él llega, y compartirlo con los otros cuando el venga hasta ti.

Pero si él elige dejar tu corazón, o el corazón de aquél a quien tu amas, no hay nada que puedas hacer, y no hay nada que debas hacer.

El amor es y siempre será un misterio. Alégrate de que él haya entrado a tu vida en algún momento. Si mantienes tu corazón abierto, él vendrá de nuevo a ti.

Autor desconocido