martes, 23 de febrero de 2016

Fuerza y coraje

Es preciso tener fuerza para ser firme, pero es preciso tener coraje para ser gentil.

Es preciso tener fuerza para defenderse, pero es preciso tener coraje para bajar la guardia.

Es preciso tener fuerza para ganar una guerra, pero es preciso tener coraje para rendirse.

Es preciso tener fuerza para estar en lo cierto, pero es preciso coraje para tener duda.

Es preciso fuerza para mantenerse en forma, pero es preciso coraje para mantenerse en pie.

Es preciso tener fuerza para sentir el dolor de un amigo, pero es preciso coraje para sentir los propios dolores.

Es preciso tener fuerza para esconder los propios males, pero es preciso coraje para demostrarlos.

Es preciso tener fuerza para soportar el abuso, pero es preciso coraje para hacerlo parar.

Es preciso tener fuerza para quedarse solo, pero es preciso tener coraje para pedir apoyo.

Es preciso tener fuerza para amar, pero es preciso tener coraje para ser amado.

Es preciso tener fuerza para sobrevivir, pero es preciso coraje para vivir.

"El camino del encuentro"

Fragmento

© Jorge M. Bucay


martes, 16 de febrero de 2016

Fracaso

Fracasar no significa que somos fracasados… lo que sí significa es que todavía no hemos triunfado.

Fracasar no significa que no hayamos logrado nada… lo que sí significa es que hemos aprendido algo.

Fracasar no significa que hemos sido unos tontos… lo que sí significa es que teníamos mucha fe.

Fracasar no significa que nos hemos desgraciado… lo que sí significa es que estuvimos dispuestos a intentarlo.

Fracasar no significa que no tenemos lo que se necesita… lo que sí significa es que necesitamos hacer algo de manera diferente.

Fracasar no significa que somos inferiores… lo que sí significa es que no somos perfectos.

Fracasar no significa que hemos desperdiciado nuestra vida… lo que sí significa es que tenemos una razón para comenzar
de nuevo.

Fracasar no significa que debiéramos rendirnos… lo que sí significa es que debemos intentarlo con más fuerza.

Fracasar no significa que nunca lo lograremos… lo que sí significa es que nos tomará un poquito más de tiempo.

Desconozco a su autor


lunes, 15 de febrero de 2016

Llénalo de amor

Siempre que haya un hueco en la vida ,
llénalo de Amor.

Adolescente, Joven, Viejo:
siempre que haya un hueco en tu vida,
llénalo de Amor.

En cuanto sepas que tienes
delante de ti un tiempo baldío,
ve a buscar Amor.

No pienses: "Sufriré"
No pienses "Me engañarán"
No pienses "Dudaré"
Ve simplemente, Diáfanamente,
Regosijadamente, en busca del Amor.
¿Qué índole de Amor?

No importa:
Todo amor está lleno
de excelencia y de nobleza
Ama como puedas,
Ama a quien puedas,
Ama todo lo que puedas...
PERO AMA SIEMPRE.

No te preocupes de la finalidad de tu Amor
él lleva en sí mismo su finalidad.

No te juzgues incompleto por que no responden a tus ternuras; el Amor lleva en sí su propia plenitud.

Siempre que haya un hueco en tu Vida:

¡¡LLÉNALO DE AMOR!!

©Amado Nervo


viernes, 12 de febrero de 2016

El amor empieza cuando empiezas a amarte

Sólo cuando estás bien contigo puedes estar bien con los demás.

Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.

Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, ya que nadie da lo que no tiene dentro de sí.

Ninguna relación te dará la paz que tú no crees en tu interior.

Ninguna relación te brindará felicidad que tú no construyas.

Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando seas capaz de decirle: No te necesito para ser feliz.

Sólo podrás amar siendo independiente, hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.

Sólo se podrá ser feliz cuando dos personas felices se unen para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra.

Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, necesitas autoestima y la práctica de una libertad responsable.

Pretender que otras personas nos hagan felices y llenen todas nuestras expectativas es una fantasía narcisista que solo trae frustraciones.

Por eso, ámate mucho, madura, y el día que puedas decirle al otro "Sin ti me la paso bien.", ese día estarás más preparado para vivir en pareja.

Desconozco su autor

jueves, 11 de febrero de 2016

Descubre una de las lecciones más simples (y más poderosas) para transformar por completo tu vida

El día que lo deseemos podemos disciplinarnos para cambiarlo todo.

El día que lo deseemos podemos abrir el libro que abrirá nuestra mente al conocimiento.

El día que lo deseemos podemos comenzar una actividad nueva.

El día que lo deseemos podemos comenzar el proceso de cambio de vida. Podemos hacerlo inmediatamente, o la semana próxima, o el mes próximo, o el año próximo.

También podemos no hacer nada. Podemos fingir en lugar de llevar a cabo. Y si la idea del cambio nos hace sentir incómodos podemos quedarnos como estamos. Podemos elegir el descanso por encima del trabajo, el entretenimiento por encima de la educación, la desilusión por encima de la verdad, y la duda por encima de la confianza.

Las elecciones son nuestras. Pero mientras maldecimos el efecto, alimentamos la causa. Como Shakespeare observó: “La falla no se encuentra en las estrellas sino en nosotros mismos”. Nosotros mismos creamos nuestras circunstancias derivadas de nuestras elecciones pasadas. Tenemos tanto la habilidad como la responsabilidad de hacer mejores elecciones a partir del día de hoy.

Aquellos que buscan la buena vida no necesitan más respuestas o más tiempo para pensar las cosas para llegar a mejores conclusiones. Ellos necesitan la verdad. Necesitan toda la verdad. Y nada más que la verdad.

No podemos permitir que nuestros errores de juicio, que cometemos día a día, nos lleven por el camino equivocado. Debemos seguir yendo a los fundamentos que hacen la mayor diferencia en cómo funciona nuestra vida. Y entonces debemos tomar las decisiones que traerán felicidad, alegría y la vida misma a nuestra vida diaria.

Y si me permiten el atrevimiento de dar mi último consejo a aquellos que buscan y necesitan hacer cambios en su vida: si no les gusta cómo son las cosas, ¡cámbienlas! Ustedes no son un árbol. Tienen la habilidad de transformar totalmente cada área de su vida. Y todo comienza con su propio poder de elección.

Jim Rohn